Nebraska es el estado número 19 en abolir la pena de muerte en EEUU

Nebraska se convirtió en el estado número 19 -de 50- en abolir la pena de muerte en EE.UU., gracias a una votación muy ajustada en la Legislatura estatal que logró revocar el veto impuesto por el gobernador, Pete Ricketts, en contra de la iniciativa.

Pocos se imaginaban en enero, cuando el senador Ernie Chambers presentó por enésima vez en 40 años su iniciativa para abolir la pena de muerte en el feudo conservador de Nebraska, que finalmente progresara.

Tampoco el republicano Ricketts, que este martes vetó la ley de Chambers, aprobada la semana pasada por 32 votos a favor contra 15, confiando en su poder de convicción para forzar un cambio de voto en algunos de los senadores e impedir que la votación de hoy alcanzase los 30 necesarios.

Su campaña logró que dos de los senadores que habían apoyado inicialmente la abolición se retractaran, pero 30 sí votaron a favor y tan solo 19 en contra, la cifra necesaria para aprobarse la iniciativa.

Antes de votar, Chambers pidió a sus colegas que no se dejaran intimidar por la "presión política" de los partidarios de la pena capital, que ha incluido numerosas llamadas, correos, visitas e incluso amenazas.

"Hoy estamos votando algo que me trasciende a mí, que trasciende a este estado y que trasciende a esta Legislatura", constató.