Dadaab, el mayor limbo del planeta

  • Es el mayor campo de refugiados del mundo, con 351.538 personas (95,3% somalís)

  • Por su cercanía a Somalia, se ha convertido en el talón de Aquiles de Uhuru Kenyatta

  • Nadie sale de sus casas antes de las seis de la mañana ni después de las seis de la tarde

  • El esbozo de Kenia en los mapas conlleva un pensamiento ambivalente. La primera imagen, colmada de sombras de leones y atardeceres de tinte rojizo, contrasta bruscamente con el segundo matiz: la inseguridad de tener como vecino a un país como Somalia, el adalid de los estados fracasados y epicentro de terrorismo liderado por Al Shabab. Desde la comodidad del verde Nairobi cuesta creer que a 470 kilómetros se encuentra el campo de refugiados más grande del mundo. Durante la hora en avión que separa la capital keniana de Dadaab, los edificios, el bullicio del transporte urbano, los centros comerciales, coches de lujo y restaurantes, se esfuman como un espejismo. Llegar a Dadaab es llegar a otro país.