Los gigantes tecnológicos de Silicon Valley despiden 2015 con las arcas repletas, luego de un año de beneficios récord impulsados por una aceleración tecnológica que promete seguir en 2016.

A la cabeza de la exuberancia en boga está Apple que, impulsada por las ventas récord de sus teléfonos iPhone, cierra el ejercicio con unos 200 mil millones de dólares en efectivo y convertida en la empresa más valiosa del mundo por capitalización bursátil.

Otro de los titanes de Silicon Valley, Google, también acaba el año en buena forma, con unos 70 mil millones de dólares en efectivo y una ambiciosa lista de proyectos en marcha, entre ellos los vehículos autodirigidos y su plan para llevar internet a zonas remotas del planeta mediante globos aerostáticos.

Facebook, por su parte, concluye el año con la maquinaria publicitaria a pleno vapor y con nuevos hitos alcanzados, como el de haber superado los mil millones de usuarios activos diarios por primera vez y ser una plataforma cada vez más utilizada en móviles.