Twitter anunció la suspensión de otras 235,000 cuentas por promover el terrorismo en los últimos 6 meses y condenó nuevamente el uso que se hace de la red social para hacer apología de acciones terroristas.

“El mundo es testigo de una nueva oleada de ataques terroristas mortíferos y abominables. Condenamos enérgicamente estos actos y seguimos comprometidos en eliminar la promoción de la violencia y el terrorismo en nuestra plataforma”, manifestó Twitter en un comunicado.

La compañía californiana explicó igualmente que ha ampliado el tamaño de los equipos que buscan cuentas que defiendan el terrorismo y la violencia, lo que ha permitido que se reduzca el tiempo de actuación a la hora de lidiar con esos problemas.

“En el futuro vamos a seguir invirtiendo tanto en tecnología como en otros recursos para afrontar este problema y actualizaremos los progresos que estamos logrando de manera regular”, agregó la red social en el mismo comunicado.