La agencia de fauna de Zimbabue manifestó el jueves que le ha vendido 35 elefantes a China para disminuir la sobrepoblación y recaudar fondos para conservación, en medio de críticas contra ese tipo de comercio.

La economía de Zimbabue se ha desplomado y el gobierno ha dicho que tiene que vender animales salvajes para sostener a su pueblo y las gestiones de conservación. El gobierno además ha tratado de vender sus reservas de marfil por millones de dólares.

La Autoridad Administrativa de Parques y Fauna no dijo cuánto pagó China por los 35 elefantes, pero señaló que estaba “acudiendo a países amigos para conseguir valor de nuestra fauna”.

Ésta es la primera vez que Zimbabue confirma la venta del 23 de diciembre desde que activistas anunciaron que un avión transportaba los animales a China.

La agencia de fauna no dijo si los elefantes eran adultos, algo que ha ocasionado preocupación entre activistas.

“¿Por qué se hizo clandestinamente y se anunció dos semanas más tarde? Porque sabemos que en ocasiones se han arrebatado a cachorros de sus madres, las condiciones han sido atroces y el dinero, nadie sabe en realidad cómo es utilizado”, expresó Johnny Rodríguez, cuya Zimbabwe Conservation Taskforce se ha opuesto enérgicamente a las ventas de elefantes a China.