Unidades de la Policía Nacional capturaron a 5 ciudadanos, dedicados a la tala de árboles de forma ilegal para posterior comercialización de la madera.

El arresto de las personas junto con maquinarias se registró en el parque Soberanía.  La tala ilegal es un delito ecológico tipificado por las leyes panameñas.