Luego de 10 años de investigación abre la primera sala del Museo de la Prehistoria , un ambicioso proyecto científico al que se han sumado unas 130 familias mayas de la zona turística de Tulum, en el sureste de México.

Se trata de un “esfuerzo único” en el mundo de la ciencia porque en él participan directamente los auténticos propietarios de los terrenos, que son más de 130 familias mayas, manifestó el director del Museo de la Prehistoria, Eugenio Aceves.

Además, incluye un laboratorio de investigación en la entrada de los cenotes Dos Ojos, justo en la zona donde se han encontrado restos fósiles de animales prehistóricos y esqueletos bien conservados de los habitantes más antiguos del continente.

“Estamos inaugurando la sala de la Era del Hielo; es un paso muy importante después de 10 años de investigación”, indicó Aceves.