La actividad eruptiva del volcán nevado Cotopaxi registró un incremento durante la primera semana de octubre, cuando se ha producido un aumento en la emisión de ceniza, de temperatura y de sismos por el movimiento interno de magma que ha alcanzado niveles superficiales.

Un informe divulgado por el Instituto Geofísico señaló que se ha ” observado que un nuevo pulso de magma ha alcanzado niveles suficientemente superficiales y hasta el momento se han producido los siguientes fenómenos en superficie: brillo en el cráter, emisión de ceniza e incremento de la tasa de gases”.

Precisó que el coloso mantuvo un periodo de baja actividad superficial entre el 21 de septiembre y 1 de octubre, pero el 2 de octubre se observó brillo a nivel del cráter, el 3 de octubre emisiones de ceniza y desde el 5 de octubre esa emisión se ha hecho ” más continua, registrándose caída de este material hacia los flancos occidental y norte del volcán”.

Al momento de la publicación de este informe, este es el escenario en curso, agregó. El gobierno mantiene una intensa campaña de educación y simulacros de evacuación en las zonas que eventualmente podrían ser afectadas tanto en los alrededores del volcán como en sitios más alejados de las provincias de Cotopaxi y Pichincha, en el centro andino del país.

El Cotopaxi, a unos 50 kilómetros al sur de la capital, es un cono nevado de 5 mil 897 metros de altura que se halla en los Andes centrales de Ecuador. Cerca se encuentran poblaciones como Latacunga, Salcedo y otras.