En cumplimiento con los compromisos adquiridos en diciembre del año pasado, en el marco de la Cumbre del Clima, en París, Panamá aprobó en tercer debate de la Asamblea Nacional el proyecto de ley 361, a través del cual el país adopta el Acuerdo de París dentro de su legislación.

Con este paso, Panamá se suma a la lista de naciones que luchan contra el cambio climático. El istmo se comprometió durante el COP21 -en sus diferentes mesas y rondas de trabajo- a conservar los bosques, asegurando que valoraría ‘la conservación y protección de los bosques tropicales’.

La ministra de Ambiente, Mirei Endara, señaló que los países que hasta ahora han dicho que van a ratificar el acuerdo suman el 59.8% de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta.

‘Panamá no es un país de grandes emisiones de gases, pero en los diferentes bloques de negociaciones, se comprometió a conservar sus bosques’, sostuvo la titular de la cartera ambiental.

Panamá firmó el Protocolo de Kioto en 1998 y lo ratificó un año después. Sin embargo, el mismo ha carecido de efectividad, por lo que el Acuerdo de París viene a sustituirlo, con la promesa de ser más universal y equitativo.

La aprobación del proyecto se dio con la presencia de la ministra de Ambiente y representantes de organismos ambientales de Nicaragua, Dominica, Honduras, Cuba y Guinea Bissau.