David Bowie únicamente había ganado un Grammy hasta hoy, por el vídeo de Jazzin for Blue Jean en 1985 (más otro honorífico que se le concedió en 2006), pero su disco Blackstar se ha llevado este domingo cinco galardones, los mismos que la gran triunfadora de la noche, Adele, por 25 . Mejor álbum, Mejor grabación y Mejor canción para la cantante británica , que le ha robado los grandes galardones a Beyoncé, a quien ha querido dedicar su triunfo y a la que ha dado las gracias por su “monumental” disco Lemonade y por empoderar a la comunidad negra.

Igualmente, por la declaración que ha supuesto su actuación, embarazada de gemelos, en la ceremonia. “Quiero que seas mi mamá”, ha dicho Adele a Beyoncé, antes de confesar que “ser madre es difícil” y que ha tenido que reencontrarse a sí misma para poder sacar adelante este 25.