En Manila, Filipinas, cientos de personas salieron a las calles con sus mascotas para celebrar con ellos el día mundial de los Animales el 4 de octubre.

Desde el año 1929, el 4 de octubre fue declarado Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en congreso celebrado en Viena.

En 1980 el papa Juan Pablo II, declaró a san Francisco de Asís patrono de los animales y de los ecologistas.

Perro, gatos y otras especies de mascotas fueron llevadas a templos católicos para ser bendecidas por los sacerdotes, recordando que San Francisco de Asís fue un hombre entregado al cuidado de los animales.

El día igualmente es propicio para crear conciencia sobre el bienestar animal.