La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) ha comenzado un programa de gestión integral de residuos sólidos en la isla de Taboga, a un costo de $250,000, financiados por la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), informó la asociación, cuya directora ejecutiva es Rita Spadafora.

La iniciativa forma parte del proyecto de transformación y mejoras de la llamada ‘isla de las flores’, impulsado por la ATP.

Además de la habilitación de un centro de gestión de residuos, el proyecto contempla educación ambiental, sensibilización e impulso de normas municipales que regulen el manejo de los materiales sólidos y orgánicos, indica ANCON en una nota informativa en su página web: http://www.ancon.org/.

El proyecto incluye desarrollar e implementar un modelo de educación ambiental que promueva las 3R (reducir, reciclar y reusar), crear la logística de la recolección de los residuos sólidos, de los materiales reciclables; establecer un centro de acopio de materiales reciclables y orgánicos con el apoyo de la Alcaldía del lugar; y promover el establecimiento de normas municipales que faciliten e incentiven las buenas prácticas en la gestión de residuos, y penalizaciones para quienes incumplan.

La iniciativa contempla formar a los representantes de las oficinas gubernamentales como entes que aseguren el cumplimiento de lo normado y promovido sobre gestión apropiada de residuos; el cierre del vertedero y la restauración ecológica del área.

 “El objetivo de estas mejoras es posicionar el sitio como un destino atractivo y sostenible para que nacionales y extranjeros disfruten de sus playas, y sus habitantes se beneficien de la actividad económica que el turismo sostenible generará”, explicó Gustavo Him, administrador de la ATP, durante la colocación de la primera piedra.

Taboga está localizada a unos veinte kilómetros de la ciudad capital y constantemente enfrenta problemas por la contaminación de basura, muchas veces arrastrada por las olas.