Los cuerpos de 10 cachalotes han sido hallados varados en diferentes puntos del litoral del mar del Norte, cinco de ellos con señales de haber muerto luego de horas de infructuosa lucha por liberarse.

Los restos de estos cetáceos han ido apareciendo desde el pasado viernes repartidos entre las costas alemanas y de la isla holandesa de Texel, informaron hoy fuentes del Museo del Mar en Stralsund (norte de Alemania).

Se desconocen las causas que llevaron a los cachalotes a acercarse a la costa, añadieron las fuentes, según las cuales pudo deberse tanto a razones naturales -como corrientes submarinas, mareas o actividades sísmicas- como a una reacción anómala ante señales acústicas militares.

Equipos de veterinarios se han trasladado a la zona para examinar a los cetáceos muertos, de entre diez y quince metros de longitud, para tratar de esclarecer si su comportamiento pudo estar provocado por una enfermedad.

Ya a finales de la semana pasada comenzaron a llegar avisos de testigos acerca de la lucha que estaban librando algunos de estos ejemplares para tratar de salir de nuevo a mar abierto, tras quedar atrapados entre bancos de arena.

Según datos del “Land” (estado federado) de Schleswig-Hosltein, fronterizo con Dinamarca, desde 1990 se han encontrado 90 cachalotes en las costas alemanas, holandesas o danesas del mar del Norte.

En esas aguas no es habitual la presencia de estos cetáceos, de los que se estima que existe cerca de un millón de ejemplares en todo el mundo, principalmente en las cercanías de las portuguesas islas Azores.