El gigante tecnológico Apple  vendió más de 13 millones de los nuevos modelos de iPhone durante el primer fin de semana a la venta en doce países, lo que establece un nuevo récord para el producto estrella de la compañía californiana. 

“Las ventas del iPhone 6s y el iPhone 6s Plus han sido fenomenales, superando las ventas de cualquier otro primer fin de semana en la historia de Apple”, manifestó en un comunicado el consejero delegado de la compañía, Tim Cook. 

Los analistas habían pronosticado que las ventas oscilarían entre los 12 millones y 13 millones, con lo que Apple superó las expectativas. Apple ha vendido más de 700 millones de teléfonos desde que los dispositivos debutaron en el mercado en el año 2007, aunque su cuota de mercado, del 16 %, es muy inferior al 81 % que tienen los teléfonos equipados con el sistema operativo Android desarrollado por Google. 

Los iPhone debutaron el viernes en doce países, incluidos Estados Unidos, Francia, Alemania, Canadá, Japón y un grupo de naciones entre las que no aparece España ni ninguna de habla hispana o Brasil, adonde llegarán antes de finales de año.