Toyota  ha dado un paso adelante en su búsqueda de eliminar las emisiones de carbón con el lanzamiento del sedán Mirai impulsado por hidrógeno.

El nuevo director general para la región, Johan van Zyl, manifestó a la prensa en un aparte en el Salón del Automóvil de Fráncfort  que la tecnología de hidrógeno no es una mera posibilidad sino una certeza para el futuro.

Toyota Europa espera vender entre 50 y 100 unidades Mirai este año y el próximo, además ya tiene 47 encargos.

Se vende solamente en Gran Bretaña, Alemania, Dinamarca y Bélgica, donde Toyota gestiona con socios locales la instalación de estaciones de servicio de hidrógeno.

El director de ventas de Toyota Europa, Karl Schlicht, expresó que los clientes actuales incluyen gobiernos y empresas que buscan disminuir las emisiones de carbón. Espera que la tecnología esté disponible para el público general para el 2025.

Toyota Europa vendió el año pasado 880 mil automóviles, un 3% más que un año antes. El 20% eran modelos híbridos.