Un equipo chino ha usado una impresora especializada de tercera dimensión (3D) para producir secciones pequeñas del hígado que podrían ser utilizadas eventualmente para formar una versión artificial completa del órgano, se anunció.

Los lóbulos hepáticos, de los cuales existen cerca de un millón en un hígado humano, se imprimieron en la Estación de Trabajo de bioimpresión en 3D Regenovo, diseñada por el equipo en la Universidad de Ciencia y Tecnología Electrónica de Hangzhou.

Esta impresión tuvo un diseño médico mucho más específico que la mayoría de las impresoras en 3D, las cuales tienen objetivos industriales, indicó el líder del equipo, Xu Mingen.