De acuerdo a un estudio publicado por la revista Sciencer Advances, el paisaje forestal mundial intacto, sin ningún signo de actividad humana (o virgen), bajó en un 7.2% desde 2000 a 2013.

El trabajo, del profesor de geografía de la Universidad de Maryland (EE.UU.), Peter Potapov, y su equipo usó imágenes de satélites de Google Earth y datos gubernamentales para monitorear los cambios en estos años.

En el citado periodo, según los expertos, se perdieron 919,000 kilómetros cuadrados de terrenos formados por mosaicos de bosques.

La mayor cantidad de bosques intacto se perdió en las regiones tropicales, con el 60%, en la zona media y sur de las regiones boreales el 21% y los bosques boreales de Eurasia y de Norteamérica, el 19%, según la investigación internacional

De hecho, más de la mitad de la merma de este paisaje intacto se concentró en solo tres países; en Rusia, con 179,000 kilómetros cuadrados de pérdida; en Brasil, con 157,000; y en Canadá, con 142,000.

Según Potapov, las principales causas del fenómeno fueron la extracción de madera, en un 37% de las ocasiones; la expansión agrícola, en más de un 27 %; y la propagación de los incendios forestales a raíz de la construcción de infraestructura, en más de un 21 % de las veces.

Otras causas incluyen la fragmentación para rutas mineras, de extracción de petróleo, de gasoductos y de líneas eléctricas, además de la expansión de la red de carreteras.

Ante ese panorama, los autores del estudio destacaron la importancia de los paisajes forestales, ya que estabilizan el almacenamiento de carbono terrestre y la biodiversidad, y proporcionan grandes hábitats naturales a especies animales.