Un total de mil 175 rinocerontes fueron abatidos por los cazadores furtivos durante 2015 en Sudáfrica, 40 menos que en 2014, dio a conocer  el Ministerio de Medio Ambiente de este país.

Es la primera reducción registrada desde 2007, en el que tan solo se registraron 13 animales muertos.

El nivel de caza furtiva de los últimos años ha amenazado la existencia de la especie, que en un 80% habita en estas tierras.