El gigante tecnológico Apple anunció una oferta de deuda valorada en unos $12,000 millones, que incluye una emisión de “bonos ecológicos” y cuyos vencimientos oscilan entre los 2 y los 30 años.

La compañía con sede en California, Estados Unidos, usará los fondos de la emisión para financiar su operación de recompra de acciones y ha optado por emitir deuda pese a tener $216,000 millones en efectivo.

Los analistas indicaron que la empresa debe de emitir deuda porque el 93 % de sus reservas de efectivo están en el extranjero y la repatriación obligaría a la empresa al pago de impuestos.

Apple anunció en enero que había entregado $153,000 millones de los $200,000 millones, que anunció el año pasado que devolvería a los accionistas mediante la recompra de acciones y el pago de dividendos.

Los ‘bonos ecológicos’ se compensan en los mismos términos que la otra deuda, pero los fondos recaudados por su venta se destinan a la financiación de proyectos ecológicos.

Según la organización sin ánimo de lucro Climate Bonds, con sede en Londres, Inglaterra, esta es la primera emisión de bonos ecológicos por parte de Apple.