Luego de 7 años de arduo trabajo, unas 300 hectáreas de áreas colindantes con la autopista Panamá-Colón y el proyecto Ciudad del Árbol, en el Parque Nacional Chagres, que antes era pajonales, muestran signo de recuperación. Esto mediante un Proyecto de Compensación Ambiental Modelo que realiza la empresa London & Regional Panama S.A. (L&RP), informaron los voceros de la compañía en un comunicado.

Este proyecto tiene como fin recuperar el bosque en terrenos que desde hace muchos años estaban colonizados por la paja blanca (Saccharum spontaneum). El propósito es reforestar 400 hectáreas con especies nativas, de acuerdo con la fuente.

‘Toda esta labor de reforestación, junto con el proceso de regeneración natural que ocurre en el lugar, ha contribuido a recuperar las formaciones boscosas dentro del área del proyecto. Gracias a ello el 50% de estas 300 hectáreas, presentan una cobertura arbórea abundante, donde la paja blanca ha sido erradicada casi por completo’, destacaron los portavoces de la empresa L&RP, seleccionada por el Estado panameño para elaborar un Plan Maestro de Desarrollo del Área Económica Especial Panamá-Pacífico, ubicada en la antigua base militar de Howard.

En cuanto al Plan Maestro, indicaron que esta iniciativa tiene como finalidad convertir toda esa zona en un polo generador de actividades económicas y empleos; sin embargo todo ese desarrollo genera impactos sobre los recursos naturales, principalmente el forestal.

Añadieron que dicha empresa en conjunto con el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) y la Agencia Panamá Pacífico, iniciaron la implementación del Proyecto de Compensación Ambiental Modelo en el año 2009, con el objetivo de resarcir el daño ambiental ocasionado.

Dentro del área de recuperación se ha logrado establecer de forma exitosa más de 50 especies forestales nativas, entre frutales, pioneras, maderables y otras en vías de extinción, sumadas a la diversa lista de otras especies que han surgido en el sitio como resultado del proceso de regeneración natural.