Los cachorros del famoso león Cecil de Zimbabue, que fue asesinado por un dentista estadounidense en junio, se hallan sanos y salvos, informa uno de los investigadores rastreando a los felinos.

Según Brent Stamplekamp, quien labora para el Proyecto de Investigación de Leones Hwange, el hermano de Cecil, Jericho, sigue vivo.

Asimismo informó que las crías de Cecil se encuentran bien y fuera de peligro, gracias a su tío Jericho, quien los adoptó.

El dentista Walter Palmer ha admitido disparar a Cecil con un arco y flecha. Pero luego de rastrear al león de 13 años por 40 horas, Palmer está acusado de haber matado al animal con una pistola. A continuación, a Cecil lo decapitaron y despellejaron.

Los actos de Palmer han ocasionado furia alrededor del mundo y en las redes sociales, llevándolo a contratar seguridad privada.