La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) llevó a cabo, por primera vez, una caminata para conmemorar el Día Mundial de los Océanos, que fue celebrado alrededor del mundo el 12 de junio pasado.

Según el administrador general encargado de la institución, Iván Flores, el país tiene el compromiso de levantar su voz al mundo entero para dar a conocer que Panamá está haciendo esfuerzos para eliminar el plástico, las redes fantasmas y todos los factores que están dañando los ecosistemas marinos.

En el istmo, cerca de 50 a 70 toneladas de basura son retiradas, anualmente, de las playas por agrupaciones ecologistas e instituciones gubernamentales, según informes de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon).

Naciones Unidas escogió para este año el lema ‘Unos océanos sanos, un planeta sano’, que ha sido acogido por organismos y entidades alrededor del mundo.

Bajo esta bandera se busca mejorar la relación del hombre con el mar, crear conciencia sobre el rol que los océanos ocupan en la vida humana y las diferentes formas para protegerlos.