La campesina peruana, Máxima Acuña, y el científico puertorriqueño, Luis Jorge Rivera Herrera, ganaron junto a otras cuatro personas, el Premio Goldman, considerado el Nobel del medioambiente.

Acuña y su familia ganaron un litigio con la empresa minera Yanacocha por la propiedad de su predio frente a la Laguna Azul, situada en la región de Cajamarca, en el norte de Perú, e incluida en el proyecto Conga.

Ese proyecto contempla una inversión de 4.800 millones de dólares, pero es rechazado por gran parte de los habitantes de la región, que temen que se contaminen sus reservas de agua y rechazan que se drenen cuatro lagunas, dos para extraer metales y el resto para almacenar relaves.

“Esta agricultora de subsistencia en la sierra norte de Perú se levantó para defender su derecho a vivir en paz en su propia tierra, una propiedad buscada por Newmont y Buenaventura Mining para desarrollar una mina de oro y cobre”, destacó la organización.

Por su parte, Rivera Herrera fue premiado por su defensa de la Reserva Natural del Corredor Ecológico del Noreste de Puerto Rico.

Los premios Goldman, creados en 1989, reconocen anualmente a quienes realizan una importante labor para proteger y mejorar el ambiente natural, frecuentemente a riesgo de sus propias vidas. Se divide por regiones: África, Asia, Europa, Islas y Naciones Isleñas, y América.