Algo se mueve, por fin, en la Filmoteca Española. En el día de ayer se ha conocido la resolución del proceso de selección convocado por el ICAA para cubrir la plaza de director adjunto y programador de la institución, muy debilitada luego de  la jubilación de varios cargos especializados y la escasez de recursos económicos y laborales . Entre los cinco candidatos que han llegado hasta el final del proceso, el elegido por el tribunal ha sido el periodista Carlos Reviriego, jefe de la Sección de Cine de El Cultural , con amplia experiencia docente, como programador en festivales y como crítico en publicaciones especializadas.

La elección de Reviriego, que hace unos meses dejaba constancia en una serie de artículos de la agonía a la que se veía abocada la Filmoteca si no se toman medidas urgentes para revertir su situación, es el primer paso hacia una probable refundación de la Filmoteca , que todavía debe cubrir el puesto vacante que dejó Chema Prado, su director durante 26 años. El periodista, que comenzará su nueva labor a mediados de enero, indica que “básicamente, lo que necesita la Filmoteca es una reactivación y vincularla más a la ciudadanía” .

Aún  no puede concretar las líneas generales de la nueva programación, pero Reviriego ya piensa en cómo realizar esa reactivación. “Mi objetivo es que la Filmoteca y el Cine Doré sean un lugar en el que el patrimonio cinematográfico español, que es muy valioso, esté en permanente diálogo con el presente, con el cine que se hace hoy y con la situación del cine en el siglo XXI. Hay que poner en valor la historia de la propia Filmoteca”. En ese sentido, no se conforma con ejercer exclusivamente de programador de películas, sino que propone una mirada más amplia sobre las posibilidades que ofrece un espacio así. “No sólo es programar cine, es proponer actividades y generar un cosmos alrededor del cine. Que la Filmoteca no sea un museo, sino un templo del cine, un sitio de confluencia de creadores, espectadores, industria y profesionales “.