Las cenizas del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez  llegaron a Colombia , su país natal, para el homenaje que se celebrará el domingo en honor al escritor en el claustro de la Universidad de Cartagena (norte), informó el hijo del autor.

“Las cenizas están en Colombia”, declaró a la AFP Gonzalo García Barcha, uno de los dos hijos de “Gabo”, como se conoce cariñosamente al célebre escritor colombiano, fallecido a los 87 años el 17 de abril de 2014 en México, donde vivía con su esposa Mercedes Barcha desde los años 1980.

Los restos, añadió, “se quedarán allí, en ese mismo lugar” en el centro del claustro de La Merced, situado en un antiguo convento del centro histórico de Cartagena, donde será inaugurado el domingo un monumento conformado por un cofre donde descansarán las cenizas y un busto de bronce de García Márquez, obra de la artista británica Katie Murray.

El claustro, que pertenece a la universidad, está cerca de la casa del autor de “Cien años de soledad”, que empezó su carrera como periodista en Cartagena y pasaba frecuentes períodos en esta ciudad caribeña, donde creó la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) para formar a jóvenes reporteros de la región.

“Cartagena es la ciudad donde la familia García Márquez se centró. Allí están enterrados mis abuelos. Nos pareció natural que las cenizas estén allí también”, precisó García Barcha por teléfono desde Francia, donde vive desde hace 13 años.

“Es una gran honra, estoy muy conmovido”, concluyó el hijo de uno de los colombianos más famosos, nacido en la pequeña localidad de Aracataca, también en la costa caribeña.

El traslado de las cenizas de García Márquez fue aplazado en diversas ocasiones, la última en marzo porque algunos de los miembros de su familia no podían estar presentes, precisó entonces la universidad.