Con el anuncio de dos nuevas áreas protegidas, una de ellas en la icónica Isla de Pascua, Chile avanza a convertir a parte del océano Pacífico en uno de los espacios de protección marina más grandes del mundo.

Cuando se concreten ambas iniciativas, Chile habrá protegido “una superficie total de más de un millón de kilómetros cuadrados, constituyéndose en su conjunto en uno de los espacios de protección marina más grandes del mundo”, expresó la mandataria chilena Michelle Bachelet , en la inauguración de la conferencia Nuestro Océan o.

Liderada por Estados Unidos, la conferencia reúne en Viña del mar (120 km al oeste de Santiago) a representantes de 20 gobiernos y organizaciones ecologistas.

El área protegida en Isla de Pascua, sumada a las existentes en Motu Motiro Hiva-Iorana, completará un total de 720 mil km2 alrededor de esta icónica isla chilena, distante a unos 3 mil 500 km del territorio continental local y habitada por unas 4 mil personas.

“El anuncio ha sido muy importante para la Isla, es un avance bastante positivo en lo que hemos buscado. Como Rapa Nui queremos conservar nuestro mar, queremos proteger nuestro mar simplemente es la figura en lo que estamos un poco en desacuerdo”, manifestó a la AFP , Marcela Hey, una originaria de Rapa Nui que laboró en la iniciativa.

La zona “cuenta con las únicas fuentes hidrotermales en aguas chilenas. Su temperatura y composición mineral permite que aquí puedan vivir numerosas especies en ambientes extremos”, dijo la organización conservacionista estadounidense The Pew Charitables Trusts, una de las promotoras de la nueva área protegida.

El sitio “es de gran importancia para el desove de muchas especies, incluidos atunes, tiburones, marlines y pez espada. Su protección a gran escala permitiría conservar cerca de 142 especies que no se hallan en ningún otro lugar del mundo”, añadió la institución.