Numerosos actos en toda China recordaron hoy el 2 mil 566 aniversario del nacimiento del filósofo Confucio , considerado uno de los grandes padres del pensamiento que todavía influye en la sociedad, la política o la educación de este país y otros vecinos, como Corea del Sur o Japón.

Las principales celebraciones tuvieron como escenario la ciudad de Qufu (este de China), considerada la cuna del pensador y donde más de 2 mil personas desfilaron por las calles hasta el Templo de Confucio, que acogió danzas ceremoniales en honor al filósofo, informó la agencia oficial XINHUA .

Altos cargos comunistas, representantes de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) , académicos y descendientes de Confucio asistieron a estos actos, en los que jóvenes locales recitaron públicamente frases de las “Analectas”, una de las principales obras de Confucio.

El culto a Confucio, que con el paso de los siglos adquirió connotaciones religiosas, fue prácticamente prohibido en China durante la Revolución Cultural (1966-76), pero se ha recuperado en las últimas décadas, con el beneplácito de un régimen comunista que considera que el pensamiento confuciano se adapta a su ideología.

El pensador, que vivió ente los años 551 y 479 antes de nuestra era, fue el primero en crear escuelas privadas y admitir en ellas a personas de todas las clases sociales, pero igualmente es famoso por su defensa del orden social y la obediencia (de los súbditos a sus gobernantes, de hijos a padres y de esposas a maridos).

Las ceremonias de recuerdo de Confucio empezaron a celebrarse al año posterior a su deceso y han perdurado durante más de dos milenios en China, donde existen más de mil 300 templos en honor al filósofo.