Alrededor de 100 viviendas resultaron afectadas por las fuertes lluvias que provocaron inundaciones en las últimas horas en la provincia de Chiriquí .

Las viviendas están ubicadas en Manaca, Manaca Norte y El Porvenir, que pertenecen al distrito de Barú.

En un primer momento se habían contabilizado 35 casas, pero la cifra aumentó tras las inspecciones efectuadas  la mañana de este lunes.

En estas inspecciones participaron funcionarios del Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y el Sistema Nacional de Protección Civil.

En tanto, el alcalde del distrito de Barú, Franklin Valdés, manifestó que se les está brindando ayuda a todos los afectados.

Valdés agregó que debido a estas inundaciones se decidió suspender las clases por este lunes.