Una princesa inca o coya, un ave cóndor, un gusano, un rey feliz y dos coyotes son parte del elenco conformado por actores de trapo cuyos movimientos se manejan por delicados hilos.

Se trata de la apuesta escénica de la compañía argentina Canapé de Yolenta . La agrupación, a cargo del dramaturgo Pablo J. Coronel, con 23 años de experiencia, aterriza en Panamá para mostrar su obra más reciente, El poder de la amistad, caracterizada por la fusión de música y títeres.

El poder de la amistad es una obra musical en la que el diálogo se reemplaza por la acción dirigida a niños de 2 a 10 años.

Sin embargo, su argumento explora problemas sociales que enfrentan las familias, como el bullying escolar en los niños, el irrespeto y la integración, haciendo apta su apreciación por todo público.

La obra gratuita que se extiende por 45 minutos tiene dos funciones en Panamá. La primera será el 19 de marzo a las 5:00 p.m., en la plaza Herrera del Casco Antiguo, como parte del Macrofest , y la segunda será el domingo 20 de marzo, a las 6:00 p.m., en la cinta costera 2.

Las presentaciones de Canapé de Yolenta son organizadas por la fundación panameña Yo voy verde , dedicada a promover desde 2010 la conservación del ambiente mediante el reciclaje.