El conejo de los volcanes (Romerolagus diazi) es endémico de una pequeña región de México, y habita en una zona de unos 386 km² (Velazquez 1994). Por si fuera poco, esta zona está cada vez más fragmentada, y las zonas habitables por estos lagomorfos cada vez es menor, por lo que se halla en peligro de extinción.

En 1980 se estimó que había unos 6500 ejemplares en la zona del volcán El Pelado. En 1994 un estudio en El Pelado a través de heces y censo directo de animales en transectos sirvió para estimar el tamaño de la población.

Se llegó a la conclusión de que hay entre 2478 y 12120 ejemplares, y recomendaron usar la menor cifra a la hora de considerar medidas de conservación debido a la pequeña zona en la que se le puede encontrar (Velazquez 1994), Habita entre los zacatonales del bosque de pino, en sustrato rocoso con pendiente accidentada.  @crisolfm