La Asociación de Estudiantes de Filosofía de la Universidad de Panamá llevará a cabo un conversatorio sobre el pensamiento del cura salvadoreño

La iglesia de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, contradecía a la del Vaticano. Antirepresiva, desvinculada de los poderosos de su país y con olor a tierra y verdad; así eran las ideas que vestían la sotana del mártir salvadoreño, que desde el 24 de marzo de 1980 se convirtió en el santo de su pueblo.

Su idea y pensamiento ya estaba inmersa en el pueblo salvadoreño, siendo él una voz dentro del movimiento popular, que exigía un alto a la represión y a la vez denunciaba el sistema económico que condenaba a la miseria a miles de generaciones en su país.

Sobre sus ideas y el contexto en qué se desarrolló su pensamiento se hablará mañana en la Universidad de Panamá, en el conversatorio, ‘Iglesia al servicio de los pobres’, en el salón de profesores de la Facultad de Humanidades, a las 6 de la tarde.

Una actividad que forma parte de la Semana Universitaria ‘Monseñor Oscar Arnulfo Romero’, organizada por la Asociación de Estudiantes de Filosofía.