El Parque Zoológico de Praga se ha tomado el reciclaje en serio y se ha lanzado a convertir el estiércol de elefante en papel de alta calidad.

Además de anunciar el próximo nacimiento de crías de elefante, oso hormiguero y dragones de Komodo, la directiva del Zoo checo anunció también en una rueda de prensa esta manera de reciclar los desechos de elefante, que desde hace cinco años sólo se venden como estiércol.

A partir de esta semana, este Parque Zoológico ofrecerá a sus visitantes la posibilidad de fabricar con sus propias manos el papel, siempre a partir de unos granulados limpios, desinfectados y desodorizados, extraídos de los fibrosos excrementos de estos paquidermos.

Jiri Malina, portavoz del parque, reconoció que el papel resultante es distinto al habitual y de gran calidad, y “sirve para colocarse en un lugar representativo, como un recordatorio, con la emoción vinculada a este producto”.

Además de fabricar papel y llevarse un buen recuerdo del Zoo, los visitantes, en grupos de diez personas, podrán escuchar igualmente explicaciones sobre estos animales, que en 2013 lograron reproducirse por primera vez en cautividad en este parque.