El Parque Nacional Corcovado de Costa Rica, que alberga el 2.5% de la biodiversidad mundial, recibió una inversión de $2.4 millones para mejorar su infraestructura y sistemas eléctricos, informó  una fuente oficial.

La Casa Presidencial señaló que las obras forman parte del programa Turismo Sostenible que firmó el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El mandatario costarricense, Luis Guillermo Solís, quien visitó la zona, dijo que el propósito de las nuevas instalaciones es incrementar y mejorar las condiciones de visita para los turistas y que los guardaparques tengan un espacio de trabajo de mayor calidad.

‘Asumimos el compromiso y hemos realizado grandes cambios en beneficio de nuestras áreas de conservación, para atraer más turistas nacionales e internacionales, así como para mejorar las condiciones de las comunidades involucradas’, afirmó Solís.

Entre los trabajos que se efectuaron en el Parque Nacional Corcovado se encuentra la construcción de un centro de visitantes, el acondicionamiento de varias áreas de descanso, servicios sanitarios, duchas y sistemas de tratamiento de aguas residuales. Además, instalaron tres sistemas de generación eléctrica y crearon una plataforma especial para las personas que les gusta acampar, así como una zona de cocina y comedor.

Corcovado, que está ubicado a 350 kilómetros de San José, en la Península de Osa (Pacífico sur), alberga el 2.5% de la biodiversidad del planeta y el 50% de las especies de Costa Rica.

El parque posee una diversidad biológica envidiable, con 42,570 hectáreas terrestres y 5,375 de hectáreas marinas, que incluyen arrecifes de coral, manglares y pantanos de agua dulce.

National Geographic lo ha llamado ‘el lugar más intenso del mundo biológicamente hablando’, ya que se estima que ningún otro sitio, con una extensión similar, alberga tal cantidad de diversidad biológica.