Su pulcro pelaje blanco los hace ver imponentes y en algunas tribus como la de Timbavati son considerados sagrados, ellos son los ‘leones blancos’.

Con solo siete semanas de vida, las cinco crías de leonas nacieron en un zoológico privado en la localidad de Demydiv, a unos 50 kilómetros al norte de Kiev, Ucrania.

Estos felinos deben su color a una mutación que ocurre naturalmente en especie de león africano y se ha visto por primera vez en la década de los 70.