Un león con cuerpo de reptil, lengua de serpiente y alas de dragón, una jirafa con cuerpo de cocodrilo y un hipocampo con patas de insecto son algunas de las cerca de 200 criaturas fantásticas que desfilaron este fin de semana en la Ciudad de México, provenientes de talleres de artesanos de diversos estados del país.

Eran creaciones con nombres como Reptilonte, Patosaurio, Cosmoquetzal, Kroc Odilón, Maricosa y Anomalía, un par de ellas con rostros que evocaban a Donald Trump y cuando menos una plantando una garra sobre la cabeza del candidato estadounidense.

En esta ocasión se sumaron colectivos formados por personas con alguna discapacidad incluyendo la agrupación ‘Pies para qué los quiero’, que aportó una escultura del mismo nombre consistente en una silla de ruedas pintada con los colores vivos típicos de los alebrijes.

Las esculturas permanecerán en exhibición hasta el 6 de noviembre en las aceras de la avenida de Paseo de la Reforma, entre las glorietas del Ángel de la Independencia y la Diana Cazadora.

La entrega de premios será el sábado 29 de octubre en el Museo de Arte Popular, ubicado en el centro histórico de la Ciudad de México.