La reciprocidad literaria tiene su sede esta semana en La Plaza de Ciudad del Saber , donde ocho docentes amantes de las letras se adentrarán en el papel de cuentacuentos , una técnica aprendida en un seminario organizado por la Fundación Casa Taller  en febrero pasado, concebido con la dinámica de devolver el conocimiento obtenido a través de un espectáculo gratuito.

Hoy, ese propósito se cumplirá con el evento denominado “ Cuentos al atardecer ”, ideada para una audiencia infantil. A partir de las 4:30 p.m., el turno para narrar Cuentos de Luna recaerá en las voces de Margarita González y Silvia Fernández Risco y mañana, jueves, la cita se repite con la narración de Tengo hambre y El pececillo miedoso a cargo de Mili Gañan, Cristina Ramos y Sara Cámara.

Los cuentos fueron elegidos de libros o fragmentos de obras teatrales queriendo transmitir “el sentir” del narrador, indica Gloria Bejarano, directora de la Fundación Casa Taller y facilitadora de innovación educativa, quien agrega que “contamos aquellos cuentos que asombran, nos enamoran y conocemos desde el alma”.