Cuerpos de ocho monos araña, tres ñeques, cuatro pavones y un venado corzo, todos ahumados fueron retenidos por agentes de la Policía Nacional y entregados al Ministerio de Ambiente, tras ser descubiertos en un autobús de la ruta Agua Fría-Panamá, en días recientes.

Una llamada de la Policía Nacional alertó a los funcionarios que al llegar se encontraron con los especímenes.  Los cuerpos de los animales estaban ahumados y presumiblemente iban a ser conducidos a la ciudad de Panamá.

El acta de retención fue levantada, se le solicitó a los involucrados su documentación y se hizo el decomiso. De igual forma, se iniciaron los trámites de investigación.

La administración regional de MiAmbiente en Panamá Este citó a los presuntos responsables de este tráfico de especies en extinción, quienes deberán explicar sus acciones para que la institución establezca las responsabilidades.