Una escultura que recrea una deidad destruida en Irak por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) o un helado adornado con un dron son algunas de las obras que aspiran a decorar la londinense Plaza de Trafalgar, presentadas en el día de ayer.

La emblemática plaza exhibe actualmente una escultura hecha en bronce, denominada ‘Really Good’, del artista inglés David Shrigley, como parte del Programa Cuarto Plinto, bianual, destinado a involucrar a los ciudadanos en un debate sobre el arte contemporáneo en los espacios públicos.

La organización desveló ayer las maquetas de las obras propuestas para adornar el plinto situado en ese popular enclave londinense en 2018 y en 2020.

En la presentación de esos trabajos, el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, manifestó hoy que ‘la variedad de propuestas presentadas demuestran la forma en que los artistas reaccionan de manera tan distinta a la Plaza de Trafalgar”.