La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) anunció las conclusiones de su Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2015 (FRA).

Para sorpresa de muchos, en los últimos 25 años la tasa de deforestación neta mundial ha disminuido en más del 50%.  No obstante, los responsables de estos estudios en la FAO advierten que no se puede bajar la guardia porque todavía en el mundo se continúa deforestando en gran manera.

De acuerdo con la FRA del organismo internacional, en 1990 los bosques cubrían el 31.6% de las zonas terrestres del planeta (unos 4,128 millones de hectáreas), mientras que en 2015 se ha reducido a un 30.6% (unos 3,999 millones de hectáreas, aproximadamente).

En este tiempo, la tasa anual neta de pérdida de bosques disminuyó del 0.18% en la década de 1990 al 0.08% durante el período 2010-2015.

En la actualidad, un 93% de la superficie forestal mundial es bosque natural, según la FAO la categoría incluye las áreas de bosque primario donde se han minimizado las perturbaciones humanas, así como áreas de bosque secundario que se han regenerado de manera natural.

El informe revela que la subcategoría bosques plantados representa el 7% de la superficie forestal total del planeta, habiendo aumentado en más de 110 millones de hectáreas desde 1990.

El estudio hace especial énfasis en ‘la enorme importancia de los bosques para las personas, el medio ambiente y la economía mundial’.