Los cadáveres de 21 delfines, once tortugas y cuatro lobos marinos fueron encontrados en una isla del noroeste de México, lo que condujo al despliegue de especialistas para efectuar una investigación, dio a conocer  la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Los animales fueron hallados en la Isla Altamura de la Bahía Santa María, en el Golfo de California frente al estado de Sinaloa (noroeste), adonde se trasladaron inspectores, guardaparques y especialistas para examinar 42 km de costa, detalló un comunicado de la Profepa.

Los expertos recabarán información “sobre este evento extraordinario consistente en el varamiento de 36 organismos marinos”, con el propósito de explicar las causas, añade.

Igualmente analizarán la condición, edad, estado de salud y presencia de traumatismos o heridas en los animales, y podrían llevar a cabo una necropsia y colecta de muestras de tejidos y órganos.