Ayer jueves, un programa financiado por el gobierno chino para explorar la tecnología detrás de los inodoros inteligentes fue lanzado en la provincia oriental china de Zhejiang.

Zhi Shuping, director de la Administración General de Supervisión, Inspección y Cuarentena de Calidad, señaló que el programa empezó en Taizhou, ciudad de Zhejiang, donde se produce el 45%  de los inodoros inteligentes hechos en China.

En abril, el Consejo de Estado, el gabinete del país, incluyó los inodoros inteligentes, junto con los purificadores de aire y las arroceras, en una directriz diseñada para mejorar tanto las industrias orientadas por la calidad como la calidad de los productos hechos en China, luego de  la publicación de noticias sobre turistas chinos comprando estas mercancías en tiendas japonesas.

Los inodoros de alta tecnología incluyen funciones como un asiento caliente, chorros de agua con presión y el control de la temperatura, secadores de aire caliente junto con la música ambiental.