Un nuevo secreto del mundo antiguo de Egipto acaba de ser revelado: vestigios de una pirámide de 3.700 años de antigüedad ubicada al sur de El Cairo.

Los restos de la edificación fueron presentados por el Ministerio de Antigüedades egipcio. Se trata de un pasillo interior y un bloque grabado con 10 líneas de jeroglíficos en la necrópolis real de Dahshur .

Las autoridades mostraron las primeras imágenes en las que se aprecia el buen estado de la edificación que se cree fue construida durante la 13ª dinastía faraónica.

El tamaño de la pirámide todavía no ha sido determinado, pues las excavaciones están en sus primeras etapas.

“Todas las partes descubiertas de la pirámide están en muy buenas condiciones y más excavaciones tendrán lugar para revelar más partes”, manifestaron representantes del ministerio.

Dahshur es el sitio donde el rey Seneferu , de la 4ª dinastía, construyó la primera pirámide de paredes lisas del antiguo Egipto, la Pirámide Roja de 104 metros de altura, hace unos 4.600 años.

Igualmente ordenó la construcción de una versión anterior, la Pirámide Acodada, de 105 metros.

Seneferu fue sucedido por su hijo Keops, el constructor de la famosa Gran Pirámide de Giza , de 138 metros de altura, considerada una maravilla del mundo antiguo.