Expertos estadounidenses y egipcios han descubierto los vestigios de una tumba que perteneció a un responsable de alto rango de un faraón de la dinastía XII (1991-1786 a. C.), en una zona al suroeste de la capital egipcia, informó en un comunicado el Ministerio egipcio de Antigüedades.

En la nota, el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati, indció que el descubrimiento fue efectuado en la zona arqueológica de Al Lasht, durante los trabajos que realiza el equipo mixto de arqueólogos.

Ese equipo está presidido por el director de la zona arqueológica de Dashur y Al Lasht, Mohamed Yusef, y la arqueóloga Sara Barkak, de la Universidad estadounidense de Alabama.