Un deslizamiento de tierra reciente en la Isla Henderson dejó ver la primera estatua Moai hallada fuera de la isla de Pascua, un descubrimiento que podría echar por tierra las teorías formuladas sobre la civilización que construyó los monolitos.

El descubrimiento fue hecho por biólogos de la Universidad de Chile y tomó completamente por sorpresa al equipo de investigadores que se encontraba en la isla para estudiar la fauna y la flora del atolón habitado. 

Las noticias del descubrimiento asombraron a los miembros del Departamento de Arqueología de la Universidad de Chile, que rápidamente volaron al lugar. 

Originalmente se pensaba que los Moai, como son conocidas las estatuas, solo se podían encontrar en la Isla de Pascua. La construcción de las estatuas Moai ha permanecido como un misterio para los arqueólogos durante siglos, ya que ninguna tradición oral ha sobrevivido sobre esta cultura constructora de monolitos. 

“Quizá existan más estatuas Moais en otras islas y posiblemente bajo el agua. Todas las interrogantes solo pueden ser respondidas con más investigaciones”, admitió el profesor Juan De Silva.