El cineasta chileno Patricio Guzmán presentó en la Berlinale su documental El botón de nácar, un filme que enlaza el exterminio sobre la población indígena con las matanzas de la dictadura como dos formas de genocidio frente a los que su país “sigue sin haber hecho sus deberes”.