SpaceX anunció que llevará a dos personas a la luna el próximo año, una hazaña que no se intenta desde el apogeo de Apollo hace casi medio siglo.

El multimillonario, Elon Musk, fundador y director ejecutivo de la empresa, anunció la sorpresiva noticia a sólo una semana de lanzar su primer cohete desde de la legendaria plataforma de lanzamiento lunar de NASA en Florida.

Dos personas que se conocen entre ellas le solicitaron a la compañía que los enviara en un vuelo de una semana más allá de la luna, según Musk, quien no dio a conocer su identidad ni lo que pagarán por el viaje. Ya hicieron un importante depósito y están “muy serios” sobre esto, indicó.

“Llévame a la luna… OK”, dijo Musk en un tuit tras la conferencia de prensa.

Musk dijo que SpaceX está por lanzar astronautas a la Estación Espacial Internacional para NASA a mediados del 2018. La misión lunar podría seguir seis meses después, hacia el final del año bajo la agenda actual, usando una cápsula de tripulantes Dragon y un cohete Falcon lanzados desde la antigua plataforma de lanzamiento lunar de NASA.

Si todo sale como planeado, podría llevarse a cabo alrededor del 50 aniversario del primer vuelo tripulado de la NASA a la luna, el Apollo 8.

El lanzamiento de la nave espacial hacia la luna está diseñado para ser autónomo, al menos que algo salga mal, dijo Musk.

“Creo que se meten a esto con los ojos abiertos, sabiendo que hay algo de riesgo en ello”, le dijo Musk a la prensa en una conferencia telefónica.

Musk no está autorizado para dar a conocer los nombres de los pasajeros y se negó incluso a decir si eran hombres, mujeres o incluso pilotos. Sólo admitió que “No es nadie de Hollywood”.

La misión no incluirá un alunizaje.