La Feria Internacional del Libro ‘Non Fiction‘de Moscú abrió su XVII edición con el idioma español como invitado de honor y la presencia de 19 escritores procedentes de siete países de habla hispana.

‘Es la primera vez que una feria del libro en Moscú invita no a un país ni a una literatura en concreto, sino a un idioma y a una literatura’ en esa lengua, expresó en la ceremonia de inauguración el embajador de España en Rusia, José Ignacio de Carbajal.

La feria rinde este 2015 un homenaje al español ahora que Rusia y España celebran el año dual de la Lengua y la Literatura de sus países. Y lo hace con una gran exposición de unos 350 libros, entre ellos novedades en prosa, poesía y otros géneros; obras premiadas, libros de autores hispanos sobre Rusia y las últimas ediciones de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

El español y su literatura gozan de tres espacios diferenciados en la cita que acoge la Casa del Pintor moscovita: el pabellón oficial de España, una sección dedicada a la gastronomía compuesta de medio centenar de libros sobre la cocina española, y otra, a la literatura infantil.

‘Hemos querido abrir un abanico y traer a poetas, ensayistas, novelistas, escritores de relato corto, autores de cómic, guionistas’, dijo en rueda de prensa Abel Murcia Soriano, director del Instituto Cervantes en Moscú, uno de los responsables de representar al español en la feria.