Tres meses luego de la COP21 de París, la iniciativa “La hora del planeta” espera movilizar el sábado a millones de personas en todo el mundo para que se cumplan los compromisos adquiridos para luchar contra el calentamiento global.

En más de 170 países, a las 20H30 locales, monumentos o edificios emblemáticos como el Empire State Building en Nueva York quedarán a oscuras. Ciudadanos, empresas y otras entidades están invitados a apagar las luces durante una hora.

El propósito de esta iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) es recordar que la energía consumida tiene un coste para el planeta e incitar a gobiernos y particulares a actuar en favor del clima.

Las energías fósiles (carbón, gas, petróleo) usadas en la producción de electricidad son responsables de tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero, principal causa del calentamiento. Esta 10ª edición empezará en las islas Fiyi y se extenderá luego a Asia, Europa y América.