Aunque la trama de la novela El murmullo de las abejas es ficción, rescata lo que Sofía Segovia imaginó que sus abuelos y sus contemporáneos debieron padecer durante la Revolución Mexicana y la Reforma Agraria.

Luego hay algunas anécdotas que contaba el abuelo de esta narradora mexicana y que ella tomó prestadas para darle dimensión a esta trama literaria sobre el amor a la tierra, a las costumbres y a la familia, y de cómo las guerras afectan a todos, ricos y pobres, chicos y grandes.

“De anécdota en anécdota, se fue creando en mí un recuerdo de la ciudad de Linares de mi abuelo, y fue esa, no la moderna, la que surgió al escribir esta historia. Mi abuelo murió cuando yo tenía nueve años, pero mi papá las siguió contando”, recuerda Sofía Segovia, que presenta hoy martes 8 de septiembre, a las 7:00 p.m., El murmullo de las abejas en la librería El Hombre de la Mancha de Multiplaza.

“Todas las anécdotas que tenemos en el archivo familiar nos hacen reír. Pero ahora que soy mayor, con más sensibilidad, me doy cuenta de que en ellas se asoma una nostalgia nunca expresada con palabras. Si hoy viviera mi abuelo le preguntaría por qué nunca transmitió lo doloroso que fue dejar atrás tierras, amistades, raíces, tradiciones”, añade quien nació en Monterrey y donde hoy reside con su esposo, sus hijos y sus mascotas