Las obras de arte moderno y contemporáneo del Museo Metropolitano de Nueva York (MET) se independizan de la casa madre, en la Quinta avenida, para situarse desde esta semana en el edificio Breuer de la avenida Madison.

El propósito del nuevo espacio diseñado por Marcel Breuer en la década de 1970 dará un respiro al edificio madre al este de Central Park y acogerá, además de las colecciones de arte del siglo XX y XXI, nuevas exhibiciones, programas e iniciativas educativas.

‘¿Cómo inventa un museo que tiene 145 años de historia un nuevo museo?’, bromeó ante los periodistas el presidente del MET, Daniel H. Weiss, refiriéndose al nuevo edificio, que estará abierto a partir del próximo viernes.

Para su estreno, el Breuer iniciará con la exposición ‘Unfinished: Thoughts Left Visible’, que reúne 197 obras, desde el Renacimiento y hasta nuestros días, a propósito de la eterna pregunta del artista de cuándo está realmente terminada una obra.

En la muestra se reúnen obras de clásicos como Tiziano, Rembrandt, Turner o Paul Cézanne, pero igualmente de artistas más cercanos a nuestro tiempo como Janine Antoni, Lygia Clark o Jackson Pollock.

‘Unfinished’ es una piedra inaugural del programa del Breuer y la filosofía que hay detrás’, expresó el consejero delegado del MET, Thomas P. Campbell.

Asimismo, el MET Breuer presenta una retrospectiva sobre uno de los artistas emergentes de la India posterior a la independencia, Nasreen Mohamedi, cuya obra viaja entre el modernismo y el arte abstracto, una rareza en el arte asiático.